Historia de las apuestas deportivas en Chile – Antecedentes y proyecciones

Con una industria estimada en 600 millones de dólares, el juego en línea todavía no ha explotado en toda su magnitud en el territorio nacional. Hoy días las apuestas online se realizan a través de operadores internacionales pero la actividad tiene antecedentes que van más allá de los eventos y torneos que dominan el mercado. En este artículo revisamos algunos puntos importantes de la historia de las apuestas deportivas en Chile.

Desde las tradicionales carreras de caballos hasta los cientos de mercados para apostar que tienes al alcance de unos pocos clics en sitios de apuestas deportivas en línea de diferentes partes del mundo, la industria tiene una larga trayectoria. A medida que la pasión por el deporte se fue consolidando en la sociedad, tanto en la práctica como en el consumo de la audiencia y la asistencia a los diversos escenarios, también se fueron abriendo sectores relacionados y complementarios.

Historia de las apuestas deportivas en Chile

Hoy día, con la profesionalización de muchos deportes y la presencia de eventos deportivos de primer nivel en canales de televisión e Internet, los aficionados mantienen su gusto por la emoción y el entretenimiento de estos contenidos, con la posibilidad de apostar en línea para subir la adrenalina con la posibilidad de ganancias. Este fenómeno no es nada nuevo en Chile, ya que los juegos de azar y las apuestas siempre han estado presentes en la cultura.

Antecedentes de las apuestas en Chile

El juego en sus diferentes formatos, versiones y escenarios siempre ha tenido un lugar en la sociedad chilena desde la concepción del país, con las apuestas deportivas tomando forma primero en las carreras de caballos y carreras de galgos. Estos eventos masivos fueron los primeros que afianzaron el gusto de los chilenos por las apuestas y el potencial económico del sector.

Las apuestas y los juegos de azar siempre han sido materia de debate social, moral y religioso. No en vano durante muchos gobiernos se trató de enfocar el tema como una cruzada nacional contra este tipo de actividades. Por mucho tiempo, las apuestas deportivas se manejaron de manera clandestina hasta la era moderna. Si bien los chilenos tienen más de 100 años de historia de apuestas deportivas en los registros, no fue sino hasta el regreso de la democracia cuando se empezó a tratar de otra manera.

Historia reciente de las apuestas deportivas

Un cambio de paradigma a nivel internacional creó una ola que ha llegado a diferentes partes del mundo para ver las apuestas como una actividad de entretenimiento, llevando a la legalidad en muchos países. Lo que comenzó en Europa se ha trasladado a otras regiones, incluyendo Sudamérica con Colombia como uno de los ejemplos más claros.

Las primeras formas legales de juego aparecieron en la década de los ‘90 y el primer servicio de apuestas deportivas se creó en 2008. La Polla Chilena instaló más de 2.000 locales y abrió la puerta para las apuestas deportivas para mediano y largo plazo. Hoy día, decenas de operadores internacionales que tienen operaciones en otros países aceptan usuarios chilenos sin restricciones ni prohibiciones.

Cómo apostar legalmente en la actualidad

Aunque no hay casas de apuestas deportivas en Chile, no hay ningún impedimento para que jugadores chilenos se registren en sitios extranjeros que ofrecen sus servicios. Los usuarios chilenos pueden gestionar cuentas, realizar pagos, solicitar retiros de ganancias, aprovechar las promociones y colocar apuestas en línea sin problemas en plataformas de diferentes países como Curazao, Costa Rica o Panamá.

En el panorama de sitios de apuestas deportivas existen versiones enfocadas de manera exclusiva en el mercado chileno, confirmando el potencial de este sector a nivel nacional. Los clientes pueden utilizar métodos de pago con diversas características y funciones, facilitando los medios seguros y rápidos para evitar complicaciones. Por si fuera poco, el acceso móvil permite apostar con smartphones o tablets en pocos segundos desde cualquier lugar en cualquier momento. En definitiva, la oferta de sportsbooks para chilenos es variada y de gran calidad, más allá de las posibilidades de crecimiento.

Proyecciones de las apuestas online en Chile

No solo los sitios de apuestas online están habilitados para jugadores chilenos sino también los casinos en línea, con lo cual hay mucho dinero que llega a las arcas de estos operadores internacionales sin dejar ni un solo peso en territorio nacional. A esto se suma el hecho de que ni los jugadores ni las plataformas deben pagar impuestos por ganancias. Ante esta pérdida de ingresos, resulta evidente la necesidad de un marco legal para avalar la operación de sitios de juego en línea.

La industria del ocio en Chile en sus diferentes formas, incluyendo las apuestas deportivas, está valorada en unos 600 millones de dólares. Los proyectos ya están sobre la mesa y parece cuestión de tiempo para que se llegue a un acuerdo general sobre el funcionamiento, alcance y formalidad de las casas de apuestas online. Volviendo al ejemplo de Colombia, queda claro que regulaciones precisas y un ordenamiento nacional favorecen a la creación de empleos y generación de ingresos que se traducen en beneficios para muchas personas. La historia de las apuestas deportivas en Chile podría tener un capítulo importante en un futuro cercano.